El sector turístico exige más medidas contra el ‘top manta’

Por ahotelera el 09 09UTC julio 09UTC 2018 en Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda-Vilaseca/Silvia Delgado
0

El problema del top manta es difícil de abordar. La normativa no ayuda y los ayuntamientos lo que hacen es, sobre todo, impulsar campañas para concienciar a los compradores. La premisa es clara: si la gente no comprara no habría top manta. Pero sigue siendo una práctica ilegal que crece año tras año. ¿Quién debe tomar cartas en el asunto?

El sector turístico critica la mala imagen que estos ‘mercadillos’ transmiten de la Costa Daurada, y que quienes podrían hacer algo al respecto no hacen más que pasarse la pelota unos a otros, sin hallar una solución. Así lo manifiesta el presidente de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria de la Província de Tarragona (FEHT), Eduard Farriol, quien lamenta que, «cuando todo el mundo está luchando para mejorar el turismo, realizamos inversiones importantes, tenemos los mejores campings de Europa y una planta hotelera muy actualizada, te sorprende que no se apliquen medidas para combatir la venta ambulante ilegal». Y añade: «Luego los políticos se llenan la boca de que buscamos un turismo de calidad».

Farriol se muestra contundente. Afirma que es consciente de que este perfil de vendedores suelen ser personas con unas necesidades, «pero los demás pagamos impuestos y no entiendo que se permita la venta de productos falsificados. Los que pagamos impuestos somos los que mantenemos a la clase política». Lamenta las repercusiones que tiene en el sector comercial, sobre todo en el de Cambrils y Salou. Y asegura que lo que tienen que aguantar es «injusto».

El presidente de la FEHT también confiesa que él no tiene la solución al top manta. Pero que no por ello hay que dejarlo pasar sin más, porque es un problema que va in crescendo y los perfiles de los vendedores son cada vez más amplios. «No es la imagen idónea para ilustrar este turismo de calidad que tanto se defiende. Para solucionarlo hace falta no sólo hablar, sino demostrarlo con hechos: reaccionar, invertir y tener un orden», manifiesta. Y concluye: «Si no, es imposible que lo tengamos. Sin hacer nada, les estamos ayudando y provocamos la venta de producto falsificado. Porque a día de hoy parece que no hay límite y si lo seguimos permitiendo nos puede llegar a salir muy caro».

Esta semana ha habido operaciones policiales en uno de los puntos donde más se concentran los manteros. En un lugar donde el paseo queda lleno a rebosar y apenas pueden pasear los viandantes, la zona del Cap Sant Pere, justo en la frontera entre Cambrils y Salou. «Tiene que haber presencia policial. Es una forma de ayudar a combatirlo», remarca Farriol, quien compara esta problemática con la de los apartamentos ilegales y lamenta que los que salen perjudicados, en ambos casos, son los que hacen las cosas bien.

Según los comerciantes en junio los manteros ocupaban 400 metros del paseo marítimo

Los comerciantes son uno de los sectores que se ve más afectado por la venta ambulante ilegal ya que supone una competencia directa para ellos. Por su parte, el presidente de la Unió de Botiguers de Cambrils, Enrique Arce, hace una valoración muy positiva de todo el operativo policial que se está llevando a cabo estos días y remarca que están de acuerdo con todas estas medias. «Ahora ya no se podía ni pasar. A principios de junio había 400 metros de manteros en el paseo», explica.

Arce asegura que habían notado un repunte del top manta con el inicio de la temporada estival. Hace unas dos semanas pidieron una reunión con el Consell de Seguretat de Cambrils para exponerles la situación y pedir que se realizaran acciones para evitar esta práctica ilegal.

En los últimos dos años, lo que los agentes hacían era cortar el paso a los viandantes del último tramo de Vilafortuny. Pero según Arce, esto ya no funcionaba. Esta vez se ha optado por dejar pasar a los ciudadanos y turistas pero los cuerpos policiales impiden el paso de los manteros. 

Este jueves más de una veintena de agentes de los Mossos d’Esquadra y la Policía Local de Cambrils realizaron un cordón policial en el paseo marítimo para evitar que se instalase allí un día más la venta ambulante ilegal. Los policías prohibían el paso hacia Cambrils a un centenar de vendedores del top manta que esperaban en el paseo de Salou con bolsas y maletas. Mientras, los vendedores no se retiraban. Aguardaban a que los policías se retiraran. Ayer esta imagen se volvió a repetir en el mismo punto, pero con menos manteros presentes.

Aunque la medida parece que ha funcionado el presidente de los comerciantes de Cambrils recuerda «que esto tan solo es un parche. No es una solución porque la solución va mucho más allá». Y es consciente de que acabar con la problemática definitivamente no está al alcance ni de la policía, ni el Ayuntamiento. «Si logramos que no se instalen aquí, se instalaran en otro sitio», lamentaba.

Concienciar al vendedor

El Departament de Empresa i Coneixement de la Generalitat ha dado continuidad este verano a la campaña de concienciación contra el top manta ‘No t’enganyis, no només compres un producte fals’. El principal objetivo es sensibilizar al comprador de la inseguridad de los productos que se venden, el prejuicio a la actividad económica del país que genera y en los grupos organizados que hay detrás de la venda ilegal en la calle. En total se han distribuido 34.000 carteles y 275.000 dípticos en toda Catalunya. Comprar en el top manta puede conllevar multas de 300 euros además de requisarles el material.

Otra de las poblaciones afectadas por la presencia de los manteros esl’Hospitalet i Vandellòs de l’Infant. En su caso, el top manta se concentra los domingos por la mañana, coincidiendo con el mercadillo semanal. No afecta directamente a los comerciantes de la zona pero sí que supone una competencia desleal durante los meses de verano para los paradistas.

Fuente: DiarideTarragona

Sobre el autor

ahoteleraVer todas las entradas de ahotelera