La Costa Daurada que quiere huir de sol y playa

Por ahotelera el 07 07UTC septiembre 07UTC 2018 en Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda-Vilaseca/Silvia Delgado
0

La Costa Daurada acaba de renovar su campaña publicitaria con ganas de agradar a un turismo alternativo al de sol y playa. El Patronat de Turisme ha actualizado su estrategia promocional con el foco puesto en un perfil deturista poco masificado y con mucho potencial en el territorio. Es por ello que en las ocho imágenes que anuncian el destino -y que se difundirán en breve por varios medios y canales publicitarios-, la mitad lucen productos turísticos más específicos, como el golf, el enoturismo, el cicloturismo y el turismo de negocios, sin desmerecer, sin embargo, el turismo familiar y de litoral, característico y “esencial” para la marca turística.

Después de tres años con la misma campaña, el Patronat ha gastado cerca de 40.000 en renovarla, con la idea de que la diversificación de productos puede ayudar a la desestacionalización y mantener el destino activo durante más tiempo, uno de los principales retos del territorio. Sobre el balance de la temporada turística de este año, el Patronat de Turisme prevé un descenso respecto al verano pasado -que fue de récord-, pero no tan acusado como pronosticaban algunas voces.

“No pasa nada que no estuviera más o menos previsto; el año pasado fue un récord y este año puede que estemos un poco por debajo, pero un poco, seguramente no tanto como algunos otros están diciendo”. El presidente del Patronat de Turisme, Martí Carnicer, ha querido extraer importancia a los indicadores que apuntaban a un descenso en la temporada, y remarca que, a falta de datos concretos, la valoración oficial no se podrá dar hasta pasado este mes de septiembre.

‘Costa Daurada, captura el moment’

Con el eslogan ‘Costa Daurada, captura el moment’, la nueva campaña de publicidad sigue teniendo el turismo familiar de referente. Los escenarios elegidos para promocionar la costa, el patrimonio y la gastronomía han sido la playa de Sant Salvador, los bosques de Vimbodí y Poblet, el anfiteatro romano de Tarragona o un restaurante de calçotades a Masmolets (Alt Camp). Pero también se ha reservado espacio para los productos de especialización, como unos viñedos de Gratallops, un tramo de carretera de Vilaplana a la Mussara muy atractivo para ciclistas, el castillo de Tamarit en un acto de negocios o el Club de Golf Lumine también son imagen de la campaña.

De este modo, quiere reforzar nuevos segmentos de mercado y consolidar, por ejemplo, el perfil de turista de entre 40 y 50 años proveniente del norte de Europa, atraído por el golf, o parejas y grupos de amigos de entre 30 y 45 que les guste el enoturismo. “La clave es la diversificación y tener otro tipo de productos que hagan que tengamos el destino durante más tiempo activa y los hoteles abiertos en febrero o en noviembre por tener otros clientes que hacen otras cosas y rehuyen del perfil habitual de turismo familiar y de litoral”, añade la directora técnica del Patronat, Marta Farrero.

Los objetivos de la campaña son aumentar la notoriedad de la marca, reforzar sus atributos como destino familiar y asociarla a estos cuatro productos turísticos de especialización, al tiempo incidir en la fidelización. El coste de la creación de la campaña ha sido de 38.720 euros y ha ido a cargo de la empresa barcelonesa V3rtice.

Fuente : La Vanguardia

Sobre el autor

ahoteleraVer todas las entradas de ahotelera